fbpx Skip to main content

¿Por qué te bañas? Quizá la respuesta de muchos será que porque es obvio, porque sí, porque hay que hacerlo. Y esto se debe a que simplemente nos lo inculcaron en casa. Bañarse a diario por lo menos una vez al día en la mayoría de países es lo correcto. ¿Pero te has detenido a preguntarte si lo haces a conciencia y si verdaderamente lo haces bien? En muchos casos bañarse es automático, hace parte de la rutina. Incluso, muchos nos bañamos pensando en otras cosas, no al cien por cien concentrados en el momento.

Lo primero que te recomendamos es que al momento de bañarte, pongas todos tus sentidos en la ocasión y que seas totalmente consiente para que sea un verdadero ritual que le brindes a tu cuerpo. En adelante te daremos algunos tips para que tu baño sea más efectivo y le des a tu cuerpo el trato que se merece:

  • Seguro te vas a sorprender: bañarse a diario no está bien. Bueno, si vives en una zona con clima cálido o practicas actividades físicas a diario, sí es necesario. Pero de lo contrario no es necesario ni saludable, pues el agua y los jabones de ducha eliminan la grasa y sustancias naturales de la piel que se generan precisamente para protegernos de infecciones. Al mismo tiempo la piel se reseca y se hace más sensible. Lo ideal es que los baños corporales se realicen cada dos días.
  • Es recomendable tener un orden para bañarse. Es decir, lavarse primero la cara y luego todo el cuerpo de arriba abajo, utilizando una esponja con una textura entre rígida y suave, de manera que elimine las células muertas pero no lastime la piel. Evita utilizar esta esponja para las partes íntimas.
  • El agua caliente no es para nada recomendable, por el contrario las duchas frías sí son muy provechosas para mantener la elasticidad en la piel. Procura que el agua con que te bañes esté entre las temperaturas de 35ºC y 37ºC.
  • Para tus partes íntimas, los urólogos advierten que aplicarse jabones resulta peligroso ya que cabe la posibilidad de que entre al interior de la uretra. Por tal motivo, lo mejor es dejar caer buena cantidad de agua mientras masajeas con la mano retirando de esta manera la suciedad. Si quieres aprender más de los genitales masculinos te invitamos a leer 15 CURIOSIDADES DE LAS PARTES ÍNTIMAS MASCULINAS.
  • Al cabello hay que dejarlo descansar lo que más se pueda de los productos químicos para no dañarlo. Lavarlo cada tres días es lo conveniente. No olvides masajear el cuero cabelludo para activar la circulación y fortalecer los folículos.

Empieza a poner lo anterior en práctica y tu cuerpo te lo agradecerá mostrándose con una piel más lozana. Te recomendamos que ante todo ¡te lo disfrutes! Y si tienes la opción, comparte tu ducha, claro está, para que la otra persona te ayude con aquello de la exfoliación.

Leave a Reply