fbpx Skip to main content

Hace varias épocas atrás, el vello masculino se resaltaba como un signo varonil que aumentaba de nivel en proporción a la cantidad de vello. Bueno, viéndolo bien en este tiempo hemos retomado un poco a eso con respecto a las barbas, que aunque pareciera ser cuestión de moda en muchos casos, resulta siendo un aditivo muy atractivo. Pero recordemos, se ve atractiva sólo la barba.

En nuestra actualidad es victoriosa la frase “menos es más” y es que ya en ninguno de los casos quisiéramos ver a nuestra pareja con exceso de vellosidad en su cuerpo. Pero depilarse no viene siendo sólo un procedimiento de complacencia conyugal, liberarse de los incómodos vellos genera sensación de frescura y limpieza. Quizá por esto en la antigüedad los hombres optaban por cualquier excusa para rasurarse. El caso más común era el de los deportistas, que debido a sus rutinas y a la necesidad de estar más ligeros, a ellos si se les permitía deshacerse de las incómodas vellosidades, en ellos no era mal visto como en los hombres del común.

Hoy, el aspecto de piel lisa masculina produce placer a la vista, así mismo para quien la luce produce sensación de limpieza y es lo que refleja. Así que los hombres de nuestra actualidad no se limitan a la hora de deshacerse principalmente del vello púbico, siendo éste uno de los que más desagrado puede llegar a generar. La erradicación completa del vello puede llegar a ser una utopía, pero existen diferentes técnicas que ayudan a eliminarlo temporalmente e incluso a disminuirlo. Te presentamos diferentes opciones para que adoptes la mejor para ti:

  • Máquinas convencionales

Son económicas, el vello crece en muy poco tiempo luego de depilar además que aumenta su grosor. Con este método se hace necesaria la constante exfoliación para evitar la foliculitis y tener mucha precaución ya que el área genital es más propensa a sufrir cortaduras debido a su delicada piel.

 

  • Cera

Con este método se puede prolongar el crecimiento del vello hasta un mes. Para las zonas íntimas es recomendable utilizar la cera en frío para evitar salpullidos y lastimarse.

 

  • Láser

Quizá es el método más efectivo y en consecuencia uno de los más costosos. La depilación láser disminuye en gran porcentaje el grosor del vello y su nueva aparición es tardía. Debido a que es un proceso directo y agresivo debe ser supervisado por un médico y considerar diferentes factores de salud antes de realizarse.

 

  • Cremas depilatorias

La mayoría de los testimonios acerca de éstas nos deja pensar que su efectividad es mínima, incluso en muchos casos el vello no se desprende y hay que recurrir a las máquinas. Éstas pueden servir de apoyo para evitar irritaciones, pero no es un método de confiar y más para los hombres ya que su vello tiende a tener un mayor grosor.

 

Elige el método que más te convenga y te haga sentir más cómodo, recuerda que es tu cuerpo y solo tú decides por él. La depilación genital la recomendamos como un hábito para mejorar la salubridad y apariencia de tus partes íntimas (está comprobado que al quitar el vello, los genitales toman una apariencia de mayor volumen).

 Sea cual sea tu elección recuerda siempre que la salud está primero ante cualquier aspecto, y que la estética es un complemento que ayuda a aumentar tu autoestima y confianza en relación con los de más. Aquí te invitamos a conocer más sobre estética íntima masculina.

Leave a Reply